Sin el chivo y sin el mecate: Diosdado, el nuevo perdedor del chavismo

Era considerado su carcelero. Y es que desde el primer día de Leopoldo López en la cárcel de Ramo Verde, el diputado -en ese entonces presidente de la Asamblea Nacional-, Diosdado Cabello estuvo a cargo de “velar” por la estadía del preso político.

Daniela Martín/Venezuela al Día

Cuando Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor recluido en la cárcel militar en Los Teques denunciaba torturas o acontecimientos fuera de orden en relación al estado de su esposo, no eran sino los pronunciamientos de Cabello los que apaciguaban la información.

Incluso, cuando se rumoró sobre su supuesta muerte y posterior traslado al Hospital Militar, fue Diosdado quien se encargó de desmentirlo con una veloz fe de vida, transmitida en su programa Con el Mazo Dando.

Diosdado Cabello se ha quedado ahora sin ese “cargo”. La medida de casa por cárcel a Leopoldo López ha hecho que por primera vez, uno de los más poderosos del chavismo se trague sus palabras.

Cabello, el mismísimo que aseguraba que López “nunca” saldría de Ramo Verde y que los casi 14 años de sentencia no eran “suficientes” para que este pagara por lo ocurrido en las protestas de 2014, permaneció en total silencio después de su semi-liberación hasta que luego soltó unas palabras que ya no causaban ningún efecto.

De sorpresa

La noticia del arresto domiciliario otorgado a López habría agarrado de sorpresa al primer vicepresidente del Psuv, quien tras una “rabieta” como aseguran algunos periodistas reconocidos se limitó a fustigar que el preso político haya “aceptado” la medida.

Diosdado, el primero que se negaba a la medida fue el último en enterarse de ella. La decisión que involucraba al expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero y la excanciller Delcy Rodríguez dejaba en evidencia que las “poderosas” palabras de Diosdado ya no estaban siendo tomadas en cuenta por sus compañeros maduristas.

Por alguna razón o posible negociación, el presidente Nicolás Maduro aceptaba darle la medida humanitaria al coordinador de Voluntad Popular sin escuchar al segundo al mando del chavismo.

Y aunque, Diosdado intentaba defender la legitimidad del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con esta decisión, resultaba evidente que el régimen venezolano había decidido pasarle por encima a sus tantas arremetidas contra el “monstruo” de Ramo Verde.

AFP PHOTO / Juan BARRETO

Leopoldo López, el máximo trofeo de Diosdado Cabello era beneficiado con el casa por cárcel. El temido dirigente chavista debía echar atrás sus palabras de pena máxima al opositor, por una jugada del gobierno al que pertenece, que no le tomó en cuenta.