Venezolanos utilizan RRSS como recurso para el trueque y venta de insumos

De la publicidad empresarial o comercial al bombardeo de selfies. De los paisajes a la propaganda. De los paisajes al trueque de leche completa por fórmulas para bebés. De la comunicación formal entre marcas con sus clientes, a la informalidad del desabastecimiento. De una ventana para la promoción de artistas musicales a una alternativa desesperada para encontrar alimentos y medicamentos. Entre cambios y actualizaciones, las redes sociales son un recurso de emergencia para los venezolanos, entre venta y trueque.

Por Zeudy Acosta Paredes/ Venezuela al Día 

Una inusitada transformación han experimentado las redes sociales como Facebook e Instagram en el contexto venezolano, desvirtuándose su sentido o surgimiento inicial. Bien, entendido que son eso, redes que intercomunican en la era de la globalización comunicacional, hoy no tienen límites en los mensajes emitidos por estas, desde cualquier escenario, propósito o alcance, pues la aguda situación de suministro de alimentos al pueblo venezolano, así como de artículos de uso personal y hasta de medicamentos, tiene ahora un matiz mediático. 

Así, se postea y comparte de manera vertiginosa publicaciones referidas a la venta de artículos de primera necesidad que no se consiguen en los supermercados o que los bachaqueros ofrecen a precios exorbitantes. Algunos venezolanos importan productos, o sencillamente los revenden y, una de las mejores estrategias de venta en estos tiempos de crisis y precariedad, ha sido efectivo el uso de las RRSS.

Sin dinero se negocia

Dentro de estas estrategias comerciales, el trueque –impensable en una era como la actual y en un país como Venezuela-, ha tenido una importante significación, cuya más valiosa cualidad es que la transacción del negocio no requiere dinero de por medio. Te cambio este o tal producto por otro y cerramos trato. De manera que se puede ver ofrecimientos con productos de categoría similar como la leche en polvo por fórmulas lácteas, pañales desechables de diferentes tallas. Sin embargo, también otros de mayor estándar como pañales de adulto por café; jabón de baño por aceite de soja, y así sucesivamente. 

De los productos trocados, los pañales, fórmulas lácteas, medicamentos y toallas sanitarias, son de los de mayor demanda en IG. Hasta oro y plata se compra en esta red social.

Hashtag del trueque

Una de las maneras de agilizar y hacer efectiva la venta o difusión de contenidos, son las etiquetas, lo que en el campo de la web 3.0 se conoce como hashtag, que consiste en anteponer el # a la palabra o frase corta a través de la cual, al menos en Instagram y Twitter permite ubicar con mayor facilidad lo que se precisa. 

En el caso de IG, pueden encontrase numerosos códigos de venta y trueque que garantizarían la efectividad del negocio; así por ejemplo #trueque, #trueques, #truequespreciojusto, #truequevenezuela, #truequecaracas, y un largo etcétera. Se sectorizan por estados, ciudades y hasta el tipo de mercancía que se ofrece, para darle además cierta credibilidad al asunto.

Por su parte, Facebook, pese a ser una de las redes sociales de mayor atractivo y uso, quizá su uso para este tipo de negociación, si bien puede apreciarse, no sea el más adecuado por la atemporalidad de los contenidos. No obstante, también ha sido una vía para solicitud de medicamentos, para donantes de sangre, entre otros.