Encarcelan a periodistas por presunta vinculación con golpe de estado en Turquía

Dos periodistas del diario turco de oposición Sozcu fueron encarcelados por presuntos vínculos con el movimiento del predicador Fethullah Gülen, acusado de haber organizado el fallido golpe de Estado del 15 de julio, informaron el viernes la agencia progubernamental Anadolu y Sozcu. AFP

Los periodistas fueron imputados por un artículo publicado en Internet el mismo día de la tentativa de golpe de Estado en el que se daban detalles sobre el lugar donde el presidente Recep Tayyip Erdogan pasaba sus vacaciones en el mar Egeo, explicó Anadolu.

Erdogan afirma que aquella noche escapó por poco del comando de militares golpistas que llegaron en helicóptero y asaltaron el complejo hotelero donde se encontraba.

La responsable de la página web del periódico Mediha Olgun y su corresponsal en Izmir (oeste), Gökmen Ulu, están acusados de “asistencia voluntaria a una organización terrorista”. Además Ulu, autor del artículo, también está perseguido por haber ayudado “a atacar físicamente y asesinar al presidente”, precisó Anadolu.

Trump anunciará decisión sobre permanencia en el Acuerdo de París

Por otro lado, la imputación de “pertenencia a una organización terrorista” fue retirada y la responsable financiera del periódico, Yonca Kaleli, quedó en libertad.

Ankara acusa a Fethullah Gülen, un predicador islámico instalado en Estados Unidos, de haber promovido el intento de golpe de Estado y de estar al mando de una “organización terrorista” que se ha infiltrado en las instituciones turcas para establecer un “Estado paralelo”.

“Negra jornada para la prensa turca y el periodismo”, tituló este sábado Sozcu. En la portada había una fotografía de sus tres empleados.

Este periódico, uno de los más conocidos en Turquía y cuyo nombre significa “portavoz”, es muy crítico con el Gobierno y defiende sin concesión el laicismo. Su divisa es “Si #Sozcu está mudo, Turquía está muda”.

La orden de arresto fue también expedida contra el propietario del diario, Burak Akbay, que actualmente se encuentra en el extranjero.

Este es el segundo periódico de la oposición en ser objetivo del poder, después de Cumhuriyet, un ferviente detractor de Erdogan. Veinte de los colaboradores de este rotativo fueron detenido en el marco del estado de emergencia instaurado tras el golpe de Estado fallido.

Turquía ocupa el puesto 155 sobre 180 en la clasificación internacional de 2017 sobre la libertad de prensa que establece la organización Reporteros Sin Fronteras.