Estas 6 reglas básicas te permitirán conservar la firmeza de tu busto

El busto es una de las zonas que a todas las mujeres nos gusta mantener del mejor modo posible y que no podemos descuidar.

Con estas reglas básicas podrás conservar la firmeza de tu busto sin hacer grandes esfuerzos. Solo necesitas constancia y tener en cuenta estos aspectos básicos pero cruciales para lograrlo.

1. Dúchate con agua fría

Ducharse con agua fría puede ser una de las soluciones que necesitabas, ya que te ayudará a mantener la piel tonificada. No obstante, en el caso de que te resulte una costumbre demasiado dura de seguir en los meses más fríos, puedes optar por esta solución:

Bastará con que uses cubitos de hielo o una compresa fría para refrescarte la zona del busto.

2. La postura es fundamental

Tu postura es un pilar básico a la hora de lucir un busto firme, así que no lo olvides. Piensa que, al arquear la espalda, además de reducir visualmente el tamaño del busto, estás relajando los músculos de esta zona y acostumbrándolos a malos hábitos.

Los 5 métodos anticonceptivos que no funcionan

Por ello lo mejor será que intentes mantener los hombros abiertos. Esta será la postura más adecuada tanto para tus músculos como para tu aspecto físico.

3. Usa un sujetador de la talla adecuada

No son pocas las mujeres que realmente no usan un sujetador de su talla. Es fundamental que encuentres el modelo que realmente encaje a la perfección en tu busto, que lo sostenga pero no lo apriete.

Ten en cuenta que, por mucho que un sujetador te levante el busto y haga tu escote más sensual, si te está apretado en exceso, solo es nocivo para tus senos. Además de incómodo, interrumpe la circulación sanguínea, así que no te decantes por ellos.

4. Cuida tu postura al hacer ejercicio

Mantener una postura adecuada también cuando hacemos ejercicio es algo realmente importante.

Practicar cualquier tipo de deporte activo es bueno para tu silueta y para tu bienestar en general, pero puede no serlo tanto para tu busto si no lo haces bien. Ten en cuenta que los movimientos abruptos provocan daños en los tejidos sensibles.

Así pues, lo primero que tienes que hacer es escoger la ropa deportiva adecuada y, por supuesto, nunca ir a correr o a saltar sin un sujetador adecuados. No te olvides tampoco de mantener la postura adecuada.

5. Cuidado con el sol

Aunque puede que no establezcas aparentemente una relación entre conservar la firmeza de tu busto y abusar del sol, sí que la hay. Y es que abusar de tomar el sol, sobre todo, si no se hace con la protección adecuada puede provocar sequedad en la piel y pérdida de elasticidad de la misma.

Por ello, lo más recomendable es tomar el sol con un buen protector solar y, a su vez, evitar hacer toples si quieres conservar la forma de tu busto.

6. Haz algunos ejercicios

Existen determinados ejercicios que te ayudarán a conservar y a recuperar incluso la firmeza de tu busto. Toma nota de ellos porque seguro que notarás la diferencia.

¡Cuidado! Estos son los 7 alimentos que pueden dañar la piel

También conocida como la postura del puente o la rueda. Se trata de una postura de yoga que permite estirar el pecho, la columna vertebral y el cuello.

¿Cómo hacerlo?

-Acuéstate boca arriba y abre los pies a la anchura de los hombros.

-Inspira y estírate hacia atrás tanto como puedas, mientras abres los brazos, la garganta, el pecho, el abdomen, las caderas y las piernas.

-Coloca las manos detrás de la cabeza con los dedos mirando a los glúteos. Al exhalar, levanta el pecho y la cadera tan alto como puedas.

-Intenta enderezar los brazos y mantente en esta posición durante 30 segundos.

La conocida como postura del camello también te ayudará en este sentido y te será de gran utilidad para eliminar los dolores en la columna, así como aumentar el volumen de los pulmones y fortalecer el pecho.

¿Cómo hacerlo?

-Ponte de rodillas con los pies juntos.

-Arquea la espalda hacia atrás y pon las manos sobre los talones. Debes hacerlo lentamente para evitar posibles tirones.

-Arquea la columna y estira las costillas.Ten en cuenta que la cabeza debe mirar hacia abajo. Para que el ejercicio sea realmente efectivo debes permanecer así durante 30 segundos.

Fuente: Mejor con salud