Miami: Demócratas protestan para exigir renuncia del senador Frank Artiles

Miembros del partido Demócrata de Miami-Dade realizaron una manifestación el jueves frente a la oficina del senador Frank Artiles en Kendall, exigiéndole que presente su renuncia como legislador de Florida.

Con carteles con lemas “Los políticos deben servir, no insultar”, “No más bullies (bravucones)”, “La intolerancia le hace daño a este distrito”, los manifestantes dijeron que querían dejar claro que en el Senado “no hay lugar” para el comportamiento de Artiles.

El senador republicano de Miami utilizó el lunes por la noche un término racista frente a un par de colegas afroamericanos en una conversación privada, después de llamar a una senadora una “perra” y una “niña”, dijeron los dos senadores.

Arrestan a una pareja por golpear fuertemente a bebe de 19 meses en Miami

Según los senadores Audrey Gibson, de Jacksonville, y Perry Thurston, de Fort Lauderdale, todo ocurrió mientras tomaban unos tragos después de las 10 p.m. en el Governors Club, sólo para miembros, cerca del Capitolio estatal. Entonces Artiles dijo a Gibson y a Thurston que el presidente del Senado Joe Negron había llegado al liderazgo republicano porque seis “niggers” del partido republicano lo habían elegido.

En Estados Unidos la palabra “niggers” es una expresión peyorativa, sobre todo cuando viene de personas que no son de la población negra, ya que era empleada para describir a los esclavos, usualmente por los propietarios de estos o los mercantes que los vendían. La palabra aceptable para referirse a las personas de piel negra u oscura en inglés es “black”.

Cuando Thruston le reclamó a Artiles, este dijo que había usado la palabra “niggas”, sugiriendo que el término callejero no tenía la intención de insultar, de acuerdo con Gibson y Thurston. (Los únicos senadores afroamericanos en el Senado estatal son todos demócratas, y ninguno respaldó la candidatura de Negron a la presidencia del Senado).

Luego de que la noticia de la conversación causara un escándalo en los medios sociales, Artiles (quien admitió haber pronunciado los insultos) fue obligado por el liderazgo del Senado a pedir disculpas y mostrar su arrepentimiento. Pero las peticiones de renuncia no se hicieron esperar, sobre todo por parte de políticos demócratas.

Reportan un fallecido en Miami después de un tiroteo

Sin embargo, el senador que representa al distrito que incluye Kendall, dijo que no presentará su renuncia, y que, de hecho, planea aspirar a la reelección en el 2018.

“Lo que dijo es una falta de respeto y los líderes del Senado deben hacer lo correcto y pedirle que renuncie”, dijo a el Nuevo Herald Juan Cuba, presidente del partido Demócrata de Miami-Dade. “Los republicanos entienden que lo que hizo está mal. Esto no es un tema demócrata, independiente o republicano, es un asunto de respeto a la confianza de los ciudadanos”.

Negron retiró a Artiles como presidente de un comité del senado, el miércoles.

Cuba agregó que la falta de decoro de Artiles ha quitado el enfoque de otros asuntos importantes que se debaten en la legislatura estatal, cuya sección culmina el 5 de mayo.

Thurston, quien es demócrata, presentó el miércoles una queja oficial a nombre del Concilio Legislativo Negro, pidiendo la expulsión de Artiles por sus “insultos racistas”. El Senado ya nombró una comisión para que investigue.

El castigo pudiera ir desde una reprimenda hasta su expulsión del Senado, lo que exigiría el apoyo de dos terceras partes del Senado estatal, controlado por los republicanos. Artiles dijo a POLITICO Florida que planea contratar un abogado, aunque esto represente pedir a legisladores afroamericanos que testifiquen.

Gibson dijo al Miami Herald el martes que tras usar la palabra niggas, a modo de explicación Artiles dijo que él es “de Hialeah”.

Casi un año después aún no hay noticias de madre e hija desaparecidas en Doral

Eso es algo que molestó sobremanera a Rafael Gómez, un policía escolar retirado que ha vivido en Hialeah por 30 años, y participó en la protesta el jueves.

“Como que en Hialeah la gente no respetara a las personas de color, son unos racistas, no tienen control de sí mismos, y dicen lo que le salga de los …”, dijo Gómez. “Eso no es así. Las reglas básicas de decencia indican que tu tienes que tratar a la gente con respeto. Si [Artiles] se expresa así ante senadores demócratas negros, imaginate qué no dirá cuando esté con los de su partido”.

Los colegas republicanos de Artiles también han repudiado sus expresiones.

Fuente: El Nuevo Herald