Diputados madrugaron en el Ministerio de Interior Justicia y Paz

La dirigencia opositora no ha dejado de establecer acciones de protesta durante los últimos 20 días. Como bien lo dijeron antes de iniciar la nueva ola de manifestaciones, las acciones de calle no comprenden únicamente marchas por la ciudad. Los diputados se han dedicado a visitar distintas sedes de los organismos públicos.

Amanda Collins/Venezuela al Día

No es la primera vez que los parlamentarios de la Mesa de la Unidad Democrática llegan a primera hora de la mañana a las instalaciones de un organismo del Estado. La última aparición de este tipo fue un acto simbólico en el que “cerraron” la Defensoría del Pueblo por su pobre gestión en la defensa de los venezolanos que protestan contra Nicolás Maduro.

La mañana del viernes repitieron la acción, pero en esta oportunidad se apersonaron en la sede del Ministerio de Interior, Justicia y Paz. El motivofue exigir respeto a los derechos humanos y a la protesta como un derecho establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Los diputados de la Unidad acusaron al ministro del organismo en cuestión, Néstor Reverol por la represión desmedida de la que el país y el mundo han sido testigos. Además, le aseguraron que sus acciones tendrán consecuencias judiciales que no podrá evitar.

Pacientes del Materno Infantil de El Valle afectados por bombas lacrimógenas

Como acto simbólico, colocaron capuchas negras sobre las rejas y las acompañaron con copias del artículo 68 de la Carta Magna, en el que establece: “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley.Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.