Todo cae por su peso: Las mentiras “patas cortas” de Iris Varela

“Venezuela es pionera en la promoción y protección de Derechos Humanos”, aseguró la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, el pasado jueves en Ginebra durante su comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para la adopción del informe del Examen Periódico Universal (EPU).

Pedro E. Leal/Venezuela al Día

Desde Venezuela Al Día, como un servicio público, y convencidos que a la titular de la cartera penitenciaria la tienen engañada -viendo todo el día Venezolana de Televisión (VTV)-, le refrescamos la memoria con el top five de las violaciones de derechos humanos perpetradas por el Gobierno del “hijo político” de Hugo Chávez:

El artículo 3 de la Declaración Universal de los  Derechos Humanos  establece que “todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. No sabemos dónde quedó la garantía de esto para los 28.479 venezolanos que, según el Observatorio Venezolano de la Violencia, fueron asesinados durante el año 2016.

Otro caso de violación flagrante que parece desconocer la integrante del gabinete ministerial es la repudiable cifra de 28 niños muertos diariamente en el país por desnutrición y enfermedades, de acuerdo a los números de la diputada a la Asamblea Nacional, Karin Salanova; muy a pesar de lo tipificado en el numeral 1 del artículo 25 del citado manifiesto: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad”

También parece estar fuera del radar de Varela los tratos crueles  y criminales denunciados por los familiares de los presos políticos, entre los cuales –por citar solo algunos ejemplos- destacan las denuncias hechas por las familias de Leopoldo López y Yon Goicochea, de que a ambos procesados le han lanzado excremento humano en sus celdas.

Iris Varela defiende al “Wilmito” y desautorizó orden de Tribunal

Ministra, entérese que un derecho humano es no ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Los panaderos, el ejemplo más palpable

El numeral 2 del artículo 17 del mismo documento, establece que “nadie será privado arbitrariamente de su propiedad”; normativa que el Gobierno prefirió saltarse para apoderarse de dos panaderías en el centro de Caracas, so pretexto de fomentar las colas para estimular lo que han denominado la “guerra del pan”. “Ni el efectivo de la caja nos dejaron sacar”, denunció a El Estimulo uno de los dos portugueses propietarios de la panadería Mansion’s Bakery, ocupada temporalmente por miembros del Comité Local de Abastecimiento Productivo  (Clap) de la zona.

Cuando se habla de violación sistemática de los Derechos Humanos, no se puede obviar los continuos irrespetos del Ejecutivo al artículo 19 de la mencionada declaración, en la cual se establece que “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

En torno a esta materia, entre enero y diciembre de 2016 las prácticas intimidatorias, la violencia institucional y física contra quienes buscan y difunden la información en Venezuela alcanzaron, de acuerdo a lo reflejado en el informe anual de la ONG Espacio Público, 366 violaciones a la libertad de expresión, en un total 266 casos/situaciones.