“Chavistas” que asedian alrededores de la AN cobran por amedrentar (EXCLUSIVO)

EFE

Asediados se encuentran los alrededores de la Asamblea Nacional por grupos chavistas que tienen como objetivo amedrentar a diputados opositores y a medios de comunicación privados. Tomates, fuegos artificiales y hasta piedras han lanzado a los asistentes de las sesiones parlamentarias.

José Manuel Mendoza/ Venezuela al Día

Lo que parece curioso es que por los hechos aun no haya detenidos; hasta el momento ningún diputado revolucionario o autoridades del Gobierno se han pronunciado respecto al caso; pero todo tiene una razón, y es que esos ciudadanos que prácticamente acampan a las afueras del antiguo congreso no se encuentran en el lugar de manera espontánea.

Ahora comprar tomates es un lujo exclusivo para chavistas

El día jueves 14 de enero, periodistas y diputados denunciaron que adeptos al oficialismo les lanzaron tomates tras disponerse a ingresar a la casa de las leyes. Pero, solamente el kilo de tomate se encuentra en 1.000 bolívares, mientras los fuegos artificiales tienen un costo de 5.000 Bs. la caja. Es evidente que ningún ciudadano de a pie, en medio de la crisis económica que atraviesa el país, calificada como “catastrófica” por el presidente Maduro, va a comprar tomates para lanzar a la calle.

2

Teniendo en cuenta el contexto, Venezuela al Día pudo conversar en exclusiva con un integrante del grupo de personas que se han apostado en lo que marcaron como “territorio chavista”.

La fuente pidió no identificarse –por obvias razones- y aseguró que lleva ocho días contratado por una alcaldía de la Gran Caracas. Relató en la conversación cómo llegó y quienes están detrás de este grupo.

A continuación la entrevista:

¿Cómo llegaste a ser parte de este colectivo?

Bueno, yo no soy chavista, pero mi hermana trabaja en la Misión Robinson y tiene días inscribiendo en un toldo en la plaza Bolívar, cerca de la esquina caliente. Como ando sin chamba, ella me dijo que me podía conseguir algo; ella tiene contactos porque tiene años metida en la política. Así fue como llegué, por pura necesidad (risas).

¿Cuál es la orden que les dan a ustedes?

Bueno, nunca nos han dicho que les caigamos a piña a los diputados, nada más que los gritemos  y le mamemos gallo, como dice uno. De aquí no podemos irnos hasta que no salgan todos. Ese es el trabajo.

¿Cuánto le pagan y quienes lo hacen?

3

Bueno, al final del día siempre nos dan el billete. Viene un tipo que le dicen Bernardo, que siempre llega en una camioneta blanca de la alcaldía de Caracas. Nos dan los reales en efectivo, son 2.500 Bs diarios.

¿Además del dinero les dan algún otro aporte?

Bueno, la comida también la trae el mismo tipo. Nos dan desayuno y almuerzo. Depende del día y de la hora, pero casi siempre son dos veces.

¿Cuántas personas conforman el grupo?

Bueno aquí hay un viaje de gente que sí es chavista. A ellos no les traen comida ni les pagan. Del lado de nosotros hay puros hombres, los que hacemos el trabajo sucio pues; somos 16, me sé el numero porque cuando llegamos firmamos como una lista y de ahí mismos sacan el número de platos de comida y lo que nos van a pagar.

¿Cómo empieza tu día?

Como ya te dije, a nosotros nos llaman en la noche para decirnos el horario del siguiente día.  Apenas llegamos firmamos la lista y nos coleamos entre los demás chavistas. Nos traemos ropa roja para que no nos pillen y empezamos con los nuestro.

¿A qué te refieres con lo nuestro?

Bueno, depende, a veces puras groserías, otra veces tomates, “mata suegras” (fuegos artificiales) y hasta piedras, aunque nunca le tiramos a pegar; es para  asustarlos.

4

¿Cómo cuántos kilos de tomates o cantidades de fuegos artificiales les traen?

Este… los fuegos artificiales los empezaron a traer como desde el lunes (11E)   para acá y los tomates el jueves (14E). La verdad que los tomates fueron bastante, como 4 cestas full, me dieron hasta lástima porque están bien caros (risas). Cada quien agarró una bolsa y los íbamos tirando al que pasara.

¿Qué dicen los militares y policías de ustedes?

AFP
AFP

Nada, ellos se han los pendejos. Cuando me contrataron lo primero que pregunté fue eso, porque yo nunca he caído preso y no quiero caer. El tal Bernardo me dijo que “no había peos con eso”, que ya eso estaba hablado con los “pacos”.

Los defensores del legado de Chávez continuarán cercando los alrededores de la Asamblea Nacional, presidida por el adeco Henry Ramos Allup. En este nuevo período aseguran que no quieren entrar al hemiciclo, su territorio ahora está fuera del parlamento.

Mientras tanto, los que cobran por sabotear, seguirán acatando órdenes superiores con el único objetivo de amedrentar a la mayoría opositora.

El reportaje pertenece exclusivamente a Venezuela Al Día

Comentarios