Cuidado: hay una nueva droga que se come la piel (+Fotos fuertes)

Composición de imágenes de adictos a la droga "krokodil", que muestra diversos grados de corrosión de la piel

Composición de imágenes de adictos a la droga “krokodil”, que muestra diversos grados de corrosión de la piel

Los adictos a la heroína en Rusia, la mayor concentración en el mundo, están exponiendo su vida a una droga mucho más poderosa: la desmorfina, conocida como “krokodil” por su efecto en la piel del adicto.

La desomorfina es un opiáceo que sale mucho más barato de hacer que la heroína, pues se puede crear a través de pastillas para el dolor de cabeza, yodo, tiner para pinturas y alcohol, hasta diez veces menos que preparar la misma cantidad de heroína.

Sin embargo, el efecto es tres veces peor, pues es un veneno inyectado directamente en la piel. El nombre “krokodil” (“cocodrilo” en ruso) se debe a que la piel se torna escamosa antes de corroerse hasta el hueso, que también la puede pulverizar. Un adicto fuerte puede literalmente podrirse hasta morir.

Mientras que un “viaje” en heroína dura varias horas, uno en desmorfina dura algo menos de dos horas y prepararla cerca de treinta minutos.

Rusia tiene cerca de dos millones de adictos a la heroína, y se calcula que ya unos 100.000 son adictos al “krokodil”; también hay noticias sin confirmar que la droga ya llegó a Estados Unidos.

Con información de Diario Contraste