Hanson: La Revolución Bolivariana tiene una visión de educación humanista y liberadora

Maryann Hanson, ministra de Educación / AVN

Maryann Hanson, ministra de Educación / AVN

La ministra del Poder Popular para la Educación, Maryann Hanson señaló que la Revolución Bolivariana tiene una visión de educación humanista y liberadora para la emancipación, inscrita en los valores del socialismo y del humanismo.

“La educación socialista está formando a los niños, niñas y adolescentes en solidaridad, superación, corresponsabilidad, colaboración, estamos subvirtiendo la lógica del capital para enseñar la historia del socialismo”, sostuvo en una entrevista concedida al programa Contragolpe, transmitido por Venezolana de Televisión.

En este sentido, destacó que “los 14 años de la historia inmediata de Venezuela y los avances logrados en Revolución son mostrados en los libros” que actualmente consultan los alumnos, a través de la Colección Bicentenaria.

Hanson explicó, además, que trabajan “con áreas de conocimiento, porque la realidad debe presentarse como totalidad para el análisis desde las distintas perspectivas”.

En cuanto a la lectura, refirió que “se ha empleado el método globalizado. Enseñamos a los niños a leer no solamente la palabra en sílabas, sino la palabra en su contexto, leer la oración completa, lo cual garantiza la comprensión total de la lectura”.

La ministra apuntó que “en los libros de editoriales privadas, además de que no muestran la realidad de Venezuela, en materia de lectura no se aprende a codificar el mensaje de forma automática y eso ha generado analfabetismo funcional”.

Por otra parte, indicó que el proceso de distrución de los libros de educación inicial y las guías para padres son distribuidos en las escuelas oficiales, que son “las nacionales, distritales, estadales, municipales, autónomas y subvencionadas, con lo que se beneficiarán tres millones de niños”.

El Gobierno Nacional invirtió 200 millones de bolívares para la impresión de los textos de la Colección Bicentenaria, que se realizó conjuntamente con la Imprenta Nacional y el Instituto Postal Telegráfico de Venezuela (Ipostel). Para ello se emplearon un total de 21.000 toneladas de papel bond.

La meta es distribuir 35 millones de textos escolares entre estudiantes de educación inicial, básica, diversificada general y técnica de todas las escuelas y liceos del país.

Con información AVN