Venezuela retira su embajador en Egipto “por baño de sangre”

AVN

AVN

Este viernes el presidente Nicolás Maduro anunció que retiraban a su embajador en Egipto, en protesta por “el baño de sangre” en el que culminó la represión sobre una protesta a favor del depuesto presidente Mohamed Mursi, con más de 500 muertos.

“Con esta situación de Egipto, que es tan dolorosa, yo como jefe de Estado he decidido regresar a Venezuela al embajador nuestro en El Cairo y dejar un encargado de negocios hasta nuevo aviso”, dijo Maduro.

El mandatario subrayó que junto con los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) llevará este tema a las Naciones Unidas para que se produzca una reacción mundial y se consiga restablecer el orden constitucional en Egipto.

“El presidente Mursi tiene que ser regresado a la presidencia de Egipto y de ahí empezar un proceso de reconciliación nacional del pueblo de Egipto. ¡Basta de golpes de Estado, de divisiones!”, añadió Maduro.

El presidente venezolano acusó a Estados Unidos y a Israel de estar detrás del golpe contra Mursi, a principios de julio, y de las protestas que también se registran en otros países de la región como Siria.

“A Siria la quieren desmembrar para que el sionismo se tome todo el mundo árabe. ¿Y quienes son los promotores del terrorismo en el mundo? (…) La OTAN y Estados Unidos, y después salen a decir que son combatientes antiterroristas”, agregó.

Ley Habilitante

Maduro además solicitó al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, una Ley Habilitante para establecer “las normas más rígidas y severas” a fin de combatir la corrupción.

“Voy a pedir compañero presidente de la Asamblea Nacional, máxima autoridad del Poder Legislativo, del Poder Constitucional, voy a pedir una Ley Habilitante para ir a un proceso profundo y establecer las normas más rígidas y severas para combatir la corrupción, y la penas más severas, de acuerdo a la legislación, para castigar todos los delitos, empezando por los delitos de lavado de dinero y legitimación de capitales”, afirmó.

Reiteró que quiere una Ley Habilitante para, junto al pueblo, revisar ley por ley y establecer “normas rígidas que sirvan como normas pedagógicas ante cualquier situación, además normas punitivas que castiguen”.

“Vamos a vacunar la democracia y la vida pública venezolana y seguro que esto que vamos a hacer en Venezuela va a servir de mucho a los países hermanos de nuestro continente”, aseguró.

A su juicio, es necesario declarar “la emergencia legislativa, política, constitucional pero, sobre todo, compañeros, una emergencia popular: el pueblo combatiendo la corrupción y la vieja ética capitalista que pretende carcomer el país para tomárselo otra vez”.

Cabello aseguró que Maduro contaría “con el voto de toda la bancada revolucionaria”. “De hecho ya la hemos estado discutiendo, desde ya hemos estado escuchando reacciones de este sector enfermo y oposición corrupta”, dijo Cabello. “Dicen que no hace falta una Ley Habilitante para luchar contra la corrupción, lo que pasa es que ellos viven en la sociedad de cómplices”

Maduro participa este viernes en un encuentro con los candidatos del Gran Polo Patriótico a las alcaldías, durante la cual se otorgarán los premios de la rifa que el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) realizó para recabar fondos para la campaña para las elecciones presidenciales del 14 de abril.

Los premios a entregar son un autobús y 10 combos de computación.

Maduro manifestó que el pueblo venezolano se dio a sí mismo una victoria el 14 de abril, en medio de la tragedia que significó la desaparición física del Comandante Supremo de la Revolución, Hugo Chávez.

El presidente nuevamente rechazó las acusaciones de homofobia sobre integrantes del partido, luego de las declaraciones del diputado Pedro Carreño en la plenaria de la Asamblea Nacional del pasado 13 de agosto, considerándola “una manipulación de la opinión pública”.

“Peor homfóbico es aquel que usa su condición de homosexual para atacar a sus iguales, para ocultar su condición”, dijo, en compañía de la jefa de Gobierno de Caracas, Jacqueline Farías, el vicepresidente de la Asamblea, Darío Vivas, y el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, además de Cabello.

“La comunidad sexodiversa sabe que eso es manipulación, y nos lo ha hecho saber en persona y por escrito”, dijo. “Y marcharán en contra de la corrupción”.

Reiteró que solicitaría una Habilitante para ir en contra de la corrupción “para salir a la calle con el pueblo a combatirla” y tener “leyes punitivas que realmente castiguen la corrupción”.

Con información de AVN y AFP